Skip to main content

El espacio Misui de Barcelona acoge una excepcional exposición de joyería contemporánea del 27 de septiembre al 11 de octubre.

“Joyas que hablan de joyas. Pilar Garrigosa y la Scuola di Padova” es una singular muestra de piezas de joyería contemporánea de finales del siglo XX e inicios del XXI que reúne por primera vez creaciones de la polifacética joyera y coleccionista catalana Pilar Garrigosa y parte de su excepcional colección de artistas italianos.

La exposición reúne por primera vez piezas creadas entre los años 1990 y 2019 por la propia joyera, galerista y coleccionista Pilar Garrigosa, así como una selección inédita de su excepcional colección de joyería contemporánea -una de las más completas a nivel nacional- de artistas italianos de los años 60, 80, 90, 2000 y 2010 tales como Giampaolo Babeto, Maria Rosa Franzin, Graziano Visintin o Annamaria Zanella, todos referentes de la escuela de arte italiana Instituto Pietro Selvatico di Pádova, gran precursora europea de esta disciplina artística.

El título de la exposición, “Joyas que hablan de joyas” hace referencia al diálogo que Pilar Garrigosa, quien posee la mayor colección de joyería contemporánea en España, establece tanto con sus creaciones como con las más de 200 creaciones ajenas que ha ido adquiriendo en los últimos 25 años, entre collares, broches, anillos, pendientes y pulseras.

Garrigosa, más que crear en base a una línea estética o un concepto en particular, diseña en base a conversaciones que establece con las propias gemas, el metal y sus manos.

La doctorada en Arte y especialistas en joyería contemporánea Mar Juan Tortosa es la comisaria de la exposición y destaca sobre las creaciones propias de esta joyera y gemóloga de mirada sensible “las gemas y metales le han ido dictando cuales eran las formas, composiciones y texturas más idóneas “, afirma. 

Pilar Garrigosa inició en los años 80 sus estudios de gemología en la Universidad de Barcelona y en 1989 se matriculaba en la Escola Massana, en el curso de taller con el profesor Carles Codina. En paralelo colaboraba con el joyero Ramón Oriol, organizando un pionero curso de joyería contemporánea en la escuela Elisava.

Mientras desarrollaba su faceta de creadora, descubrió su fascinación por el coleccionismo, que le ha llevado a buscar y comprar piedras preciosas a lo largo y ancho de todo el mundo. “Su propósito era el de encontrar gemas que fueran un paso más allá, con cualidades diferentes”, afirma Mar Juan.

“Esta colección empezó, como empiezan muchas colecciones, con un enamoramiento”, confiesa Pilar Garrigosa. “Paseando por Montreal, en el Otoño de 1987, me topé con una galeria de joyas de arte contemporáneo. Era la galeria de Jocelyne Gobéil y en la vitrina había un tipo de joyas que yo no había visto nunca. Me enamoré locamente de un collar de plata de Barbara Stutman. No lo pude resistir y me lo compré.” Barbara Stutman era una de las artistas pioneras de la nueva joyería en EEUU.

Su trabajo en Elisava la conectó con varios artistas internacionales a los cuales invitaban a venir a Barcelona, entre ellos al italiano Giampaolo Babeto, quien la puso en contacto con otros orfebres compañeros suyos del Instituto Pietro Selvático de Padova. “Entre todos me convencieron de que tenia que exponer sus trabajos en Barcelona. Y así fue, desde el año 1993 estuve montando exposiciones en mi casa particular, y más tarde abrí la Galeria Magari”.  Durante su existencia, la galería representó a más de 40 artistas y organizó alrededor de 15 exposiciones temáticas hasta su cierre en el año 2000. Esto, y los viajes a galerías extranjeras, hizo que fuera aumentando su colección.

En la muestra que podrá verse en Misui se compilan 72 piezas propias y 18 piezas de otros autores. Anillos, broches, brazaletes, pendientes y collares componen una instantánea singularísima de una parte de la joyería contemporánea europea de los últimos 70 años. Las creaciones de Pilar Garrigosa, además de exponerse, estarán a la venta.