Skip to main content

La renovada Gran Suite Dalt Vila: reflejo del lujo mediterráneo más auténtico y sofisticado de Ibiza Gran Hotel a manos de Sandra Tarruella Interioristas

La renovada Gran Suite Dalt Vila: reflejo del lujo mediterráneo más auténtico y sofisticado de Ibiza Gran Hotel a manos de Sandra Tarruella Interioristas. Considerada uno de los tres estandartes del hotel, su reciente remodelación supone un paso más en la búsqueda por la excelencia y la esencia más mediterránea de Ibiza Gran Hotel.

Amplios espacios, un interiorismo único y una terraza que ofrece la sensación de estar sobrevolando la ciudadela amurallada de Dalt Vila Ibiza Gran Hotel se ha convertido en el refugio ibicenco por excelencia con el carácter más auténtico y diferenciador de la isla. Un reflejo del lujo sereno que busca, cada día, elevar la experiencia pitiusa a través de sus servicios más exclusivos y apasionados. Así es como, con el objetivo de trasladar su esencia isleña a una de sus estancias más singulares, presentan la renovación de la Gran Suite Dalt Vila, un proyecto a manos del estudio Sandra Tarruella Interioristas.

La renovada Gran Suite Dalt Vila se transforma en un nuevo concepto gracias al talento y la experiencia de Sandra Tarruella y su reconocido estudio de interiorismo. Un proyecto inspirado en la belleza de la isla que permite descubrir la Ibiza más auténtica en un entorno de lujo y con una protagonista principal: la terraza convertida en el verdadero balcón al Mediterráneo.

La orientación de la piscina hacia Dalt Vila, combinada con las amplias dimensiones de los espacios, sin duda, crean un ambiente excepcional. La piscina ofrece vistas impresionantes y se convierte en un punto focal que se fusiona con la belleza del entorno”, subraya la diseñadora Sandra Tarruella.

Una terraza dividida en tres ambientes: comedor, zona “chill out” y piscina, que se extiende desde el dormitorio hasta el frontal de la estancia y ofrece una vista panorámica del puerto de La Marina. Todo ello configura una imponente terraza de 220m2 que, junto a su infinity pool, hacen de este espacio exterior el escenario más privilegiado de la isla.

La topología de los diferentes volúmenes hace que la profundidad de la piscina desbordante quede difuminada y compensada. Asientos, jardineras, peldaños y vegetación quedan proporcionados” – Sandra Tarruella.

Además, otra de las grandes novedades es su distribución. En busca de un mayor espacio y exclusividad en su interior, la nueva suite cuenta con un amplio vestidor.

Inspirada en la belleza arquitectónica de Dalt Vila, la interiorista ha hecho una meticulosa selección de formas, tonalidades y obras de arte para recrear la esencia del mediterráneo en su interior.

Los suelos elaborados en piedra de binissalem, material noble y autóctono, abarcan desde el interior de la suite hasta la zona de la terraza, fusionando así los diferentes espacios y proporcionando mayor fluidez. La pintura a la cal en blanco roto recrea la arquitectura local.

En toda la estancia principal, se han creado piezas de mobiliario a medida que encajan perfectamente con la amplitud de la habitación, combinadas con lámparas de diseño de Parachilna, Oluce y Martinelli Luce.

La zona del comedor incorpora una exclusiva mesa de diseño de lava esmaltada de Pyrolave, que contrasta con las paredes de madera de roble y el mueble bar de latón y espejo. Le acompañan las exclusivas sillas de la colección Spanish Dinning Chair de Fredericia Furniture.

Ibiza Gran Hotel deja atrás el concepto tradicional de hotel para albergar en su interior más de 400 obras. Una colección de arte contemporáneo con más de una treintena de artistas, mayoritariamente mediterráneos.

La Gran Suite Dalt Vila acoge varias de estas obras de arte. Vistiendo la pared posterior del salón se encuentra un conjunto de piezas de arcilla roja pura con acabado esmaltado tipo miel del artista Pere Coll. Una pieza de diseño exclusiva creada para este espacio.

En la parte exterior se ubica la obra Colour Concrete Iconic Sculpture de Franco Monti, elegida por sus tonalidades, texturas de hormigón pigmentado y sus formas puras en referencia a la arquitectura y estructura de grandes pilares de hormigón que se encuentran en el hall de Ibiza Gran Hotel.