Skip to main content

Sabàtic Hotel, Sitges. Diseño de Sandra Tarruella Interioristas

El estudio de Sandra Tarruella Interioristas ha diseñado el nuevo hotel Sabàtic en Sitges para la familia Massot (Vertix), bajo la firma Autograph Collection Hotels de la cadena hotelera Marriot con AC Hotels.
Desde el primer momento, la familia les transmitió que el hotel debía respirar una estética vacacional con un toque urbano, no demasiado veraniega ni playera ya que el edificio se encuentra en la parte septentrional y residencial de Sitges, y el hotel estará abierto durante todo el año.
Se han inspirado en una estética vacacional europea, donde la atmósfera respira calma, luz y sofisticación.Uno de los aspectos que más emociona del espacio es la gran altura de la que dispone la planta baja, donde se situan las zonas comunes del hotel, la recepción, el bar, restaurante y el winter lounge. Transmite magnificiencia desde el momento que atraviesas las puertas de entrada.

Los mostradores de recepción son piezas de piedra natural tratadas en diferentes acabados, listado en dos diferentes direcciones o abujardado, acompañados por la lampara Tekiò de Santa & Cole. El mural frontal está realizado en DM lacado satinado y alberga el núcleo de comunicación que da paso a las plantas de habitaciones. La recepción está enmarcada por dos grandes librerias-celosias que filtran las visuales y recogen los dos salones donde se han diseñado a medida para el hotel las alfombras de la firma Cumellas siguiendo la linea estética del concepto. En ella están situados la zona de espera con sofás de perobell y las butacas Kata de Arper. Este espacio queda totalmente abierto al jardin exterior desde donde entra naturalmente la luz matinal.

Toda la planta baja mantiene las vigas vistas que nos ordena el espacio, el falso techo entre vigas está realizado en listones de madera de nogal donde se integran la iluminación, el aire acondicionado y el tejido acústico. Los revestimientos de las paredes en madera de nogal natural y tapizados en tejido aportan calidez y confort acústico a todas las zonas comunes. La barra central articula a su alrededor todos los espacios, de manera que quedan conectados visualmente pero distribuidos por toda la planta. El mobiliario recorre las paredes mediante sofás corridos tapizados en colores arena, negros y azul marino en diferentes estampados que hacen referencia a la estética vacacional europea. Las mesas de las salas tienen una silla tapizada en azul con un ribete en color blanco roto, diseñada por el estudio. Todas las zonas tienen un gran elemento central realizado en material noble, en piedra o en madera maciza de iroko que sirven de soporte para los desayunos: de esta manera se reparte el buffet de una forma más amena y no centralizada que permite separar dulce de salado o embutidos, zumos y cafés.
La gran mesa comunal está presidida por un espejo bronze de gran dimensión con un despiece biselado, que amplia el espacio a la vez que repite la ventana que da conexión al comedor exterior. La aplicación gráfica de unos elementos semicirculares realizados en acero inoxidable brillante nos hace referencia al mundo marino y nos contrasta con un revestimiento muy matérico como es el mortero a la cal de la pared. La celosia del restaurante alberga el espacio más resguardado, el winter lounge. Una zona que debe ser más intima, donde poder relajarte, jugar a juegos de mesa o al billar, o disfrutar de un buen libro en las butacas de la sala. Es un ambiente más confortable y distendido. La obra gráfica de toda la planta está realizada en unos grandes marcos con las fotografias de Salva López, que nos transmiten la estética vacacional que la marca quiere transmitir

Las habitaciones transmiten una estética cálida, aplicando un color arena en las paredes e introduciendo la madera en suelos, paredes y techos para configurar el espacio de comedor, donde queda integrado el mueble de cocina que se transforma completamente, la pica y la vitrocerámica quedan integradas bajo unas bandejas de madera, de manera que si no la utilizas, no queda presente en la habitación y el mueble forma parte de la entrada como un elemento más. Los baños se han realizado con una pieza de gres que se parece a una piedra abujardada de la marca florim, que nos fue muy bien para crear un envolvente único en paredes, suelo e incluso el lavamanos. En las paredes de las habitaciones hemos incorporado unos marcos de madera con un trabajo manual en papel de la mano de la empresa Museu Molí Paperer de Capellades, formando un juego de volúmenes que transmite calma, tradición y calidad. Preside el salón un gran cuadro de distintos niveles que aporta color a la estancia, el color de la laca brillante del cuadro varía dependiendo de la planta en la que te encuentras.

diseño, diseño de hoteles, diseño interior, hotel sabatic, hotel sitges, hoteles, iconos del diseño, interioristas barcelona, sandra tarruella

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *